Triste historia de amor

5 06 2007

A mí, la neta, me encanta ridiculizar (o que ridiculicen) al presidente del país de los McDonalds y los muros fronterizos. Es tan estupido apto para que cualquiera se aproveche de su ineptitud (o por lo menos de su cara de torpe), que abundan por montones las sátiras de su persona en internet.

Qué tal esta triste historia de una relación tormentosa entre el presiso y una señora que sabrá dios quién sea.

bush1

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: