La Cosa.

12 10 2008

Esto no es un título de un programa televisivo, ni de una película, más bien, se trata de algo que utilizamos día con día en nuestro común vocabulario. En el léxico mexicano existe una palabra clave que escapa de todo concepto conocido, más bien, definido; éste es la “COSA”.

Una palabrita tan insignificante en apariencia, puede darnos la herramienta que necesitamos cuando debemos expresar algo y encontramos la barreras para hallar la palabra correcta o para dar el sentido correcto a nuestra conversación.

Usualmente definimos múltiples aspectos de la vida con la denotación de “cosa”…pero ¿que es la cosa?…la cosa puede ser todo, como verán, puede representar lo existente y por existir, además de plantear diversos puntos de vista desde quien lo dice hasta quien lo interpreta.

En cuestión de práctica, citaré algunos ejemplos que cada quien interpreta como mejor le parece y que de vez en cuando nos confunde o nos hace titubear en el significado de expreciones populares. Por ejemplo, tenemos los comunes de:

Pasame esa “cosa” ¿no?-,Ponlo sobre esta “cosa”-,Préstame tu “cosa” esa– y el típico –¿que diablos es esa “cosa”?-

En estos ejemplos nótese que el término en cuestión, se utiliza como artefacto, lugar, pertenencia y complemento de la ignorancia, respectivamente.

Pero estos son algunos de los más simples, los complejos son de cuidado y profundo estudio por lo que también merecen un apartado en este análisis, por ejemplo:

Es “cosa” de pensarse-,-Díselo como quien no quiera la “cosa“-,-Esto es “cosa” a parte-,-Es “cosa” de ir y venir-,-En “cosa” de una hora estaré de regreso-,-Es una “cosita” de nada-,-Toma las “cosas” con calma-,-Son “cosas” de mujeres– etc.

En esta serie de frases, la “cosa”, juega un papel importante ya que desempeña, en el orden plateado para facilitar la comparación, funciones de: situación difícil, de ente misterioso, como partes de un complejo programa, vicios y libertinajes, amenaza matrimonial, división de problematica o discurso politico, medidad de tiempo, diminutivo enigmático, como objetos tomados distraídamente, plática femeninas, etc.

Podíamos continuar, porque tenemos bastante material que representar, con aquellos que dominan nuestro lenguaje, pero, ejemplos sobran y seguramente ya tendrán una mejor idea de lo mucho que puede significar la “cosa”, que aún es un misterio para mi.

I´SAW HERE –> Lecturas para jovenes – volumen 3- Elfego Ángeles Manríquez – Ediciones Ángeles Humanos – Agosto 2002 – Pag 20, 21; por Fernando Heredia -.

 


Acciones

Information

One response

13 10 2008
lupocool

Es similar a una palabra que usamos mucho (al menos los de aca del norte), que es la “desta” o el “deste”, y que a veces también se acompaña con la “cosa”(Pasame la desta cosa o Es el deste que dije)

Que viene a ser como una de deformación de las palabras “esta” y “este”.

Jaja, las peculiaridades de nuestro hermoso español.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: