Recuperando la tipografía Ibarra

29 12 2008

tipo ibarra

Muy aparte de que se llame como me apellido, esta tipografía tiene dos características muy importantes que la hacen sobresalir de las demás. Primero, es una tipografía 100% española que se incluirá en las próximas ediciones de Windows y Office 2007, y segundo, tiene una web donde se describe todo el proceso realizado para digitalizarla a partir de imágenes escaneadas de un libro.

El documento del Proyecto de Recuperación Digital de la Tipografía Ibarra, el cual fue encabezado por José María Ribagorda, es más que interesante para los que nos apasionamos con la tipografía, porque nos muestra, aunque de forma un poco superficial, la metodología empleada para traer esta fuente al siglo XXI.

cursiva ibarra

La autoría de esta tipo es un poco confusa, hay tres personas involucradas en su desarrollo inicial allá por el siglo XVIII. Según mis fuentes, la creó originalmente un hombre llamado Gerónimo Gil, y después la utilizaron el impresor Joaquín Ibarra y Marín y el grabador Antonio Espinosa de los Monteros para publicar la edición de El Quijote de 1780.

En El País.com le dedican un artículo que he considerado uno de los mejores que he leído en este año. Es emotivo entorno a una profesión que pasa casi siempre inadvertida, la de tipógrafo. Dejo un extracto (la segunda mitad) del artículo La ñ del ‘Quijote’ se hace digital, que es donde se pueden leer los pensamientos más llegadores de la nota.

Desde la letra impresa en el Quijote de 1780 a la del Office 2007 hay 227 años y un mundo de diferencias. Gerónimo Gil esculpía un punzón de metal para cada letra, como un sello, con el que luego creaba moldes de fundición. José María Ribagorda traza vectores con el programa Font Lab sobre una pantalla. “Gil trabajaba sobre un objeto, yo, sobre una imagen”, dice el tipógrafo, que ha analizado la letra del XVIII para separar sus elementos (remates, astas, proporción, mancha) y recomponer “los rasgos característicos del XVIII, como el sombrerete de la Ñ o la ligereza del trazo”.

Gil cobraba 20 reales al día y el alquiler de su casa. El proyecto de Ribagorda ha costado unos 300.000 euros. “La tecnología tiene sus ventajas”, dice, “Gil tenía que tallar cada tipo en cada tamaño. Yo creo 500 caracteres y el ordenador los cambia de escala. Pero que una fuente sea un programa informático conlleva otros problemas como que se vea en pantalla. Él no tenía que preocuparse de la optimización de la visualización”.

Otras cosas no cambian. “Ambos nos dejamos los ojos”, admite Ribagorda, “y nos dedicamos a un oficio en el que muy poca gente repara”. El tipógrafo cuenta una anécdota; cuando creó la letra Hispania se editó un libro para presentarla. Se lo regaló a su madre. “¿Lo has escrito?”. “No”. “¿Lo has diseñado?”. “No”. “¿Son tuyas las ilustraciones?”. “Tampoco”. “¿Y entonces, qué has hecho, hijo?”. En honor a un arte tantas veces olvidado, sepa que esto que acaba de leer es, además de lo que acaba de leer, Times redonda, cuerpo 9.3, ojo 9.5 e interlínea 9.9.

La han liberado para descargarla de forma gratuita con el fin de darle una mayor distribución. En el siguiente link la puedes encontrar:

ftp://ivo.cps.unizar.es//Graficos/Public/Ibarra

Me enteré en Microsiervos.

Por cierto, no soy español, pero aún así me congratulo con los vecinos europeos por este suceso tipográfico que los hace codearse con pesos pesados como la omnipresente Helvética de Suiza. Enhorabuena.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: