De 1984

22 05 2009

Winston pensó con doloroso asombro en la inutilidad del dolor y del miedo, en la traición del cuerpo, paralizado en el momento en que es necesario realizar un esfuerzo excepcional. (…) Le sorprendía que en momentos de aguda crisis no debamos luchar contra un enemigo exterior, sino contra nuestro propio cuerpo.

Fragmento del libro de George Orwell, 1984. Muy interesante por cierto. Lástima que la edición que tengo yo tiene muchos errores de ortografía y gramática; pero aún así se entiende.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: