La frase del día LXIII

27 03 2010

Un individuo deja de interesarse por el conocimiento cuando aquellos poseedores del saber le dificultan el camino.

Extraído de Cóatl, el misterio de la serpiente.





Dejemos de buscar fotos de Britney Spears

12 04 2009

0005778248N

Hoy me enteré de un caso de ignorancia que me hizo sentir pena ajena. Es de esas situaciones en las que te preguntas ¿les pasaría algo si abren un diccionario?, ¿son alérgicos al papel de los libros?; tienen acceso a internet, ¿por qué no lo usan para, además de chatear, cultivarse un poco? Ésta última pregunta creo que ya me la contestó una amiga hace tiempo, su respuesta fue: Ay no, qué hueva, no me voy a poner a buscar en Google ahorita.

Enfoquémonos en los jóvenes de entre 15 y 25 años para poder contemplar mejor el escenario que trato de establecer, ya que son estos los que, según mis cálculos, usan con mayor frecuencia el internet. Y es que muchos (no todos, claro) de verdad subestiman la utilidad de la red. Conciben al internet como una habitación llamada Inetrnet Explorer, la cual tiene cuatro paredes, que son su e-mail, la Wikipedia, Google y su Metroflog/Facebook (cuando son los dos, la habitación es de cinco grandiosas paredes). Podríamos decir que el techo es toda página que no contenga en su URL el nombre de alguna de la paredes; así que el techo sería lo único que cambia y también lo que menos voltean a ver.

Que mucha gente conozca Wikipedia no significa, lamentablemente,  que sepan aprovecharla. Se limitan sólo a consultar lo que alguien, de alguna forma u otra, les ha encomendado. Lo cual es sumamente raro desde mi punto de vista, ya que no comprendo cómo pueden abstenerse de brincar de link en link guiados por esa curiosidad inherente en el ser humano que nos lleva a querer conocer más. Aunque pensándolo bien, creo que me precipité demasiado y no me detuve a preguntar antes, ¿tienen todos los jóvenes la misma medida de curiosidad y capacidad de asombro?

Algún día le comenté a una amiga que uno siempre puede aprender algo de donde sea, incluso de la pornografía. Ella, no sin un gesto de leve incredulidad, pareció darme la razón. Y esta forma de pensar la sigo viviendo a diario, trato de aprender todo lo que pueda de todo lo que hay a mi alrededor. Hoy, para no ir tan lejos, descubrí una nueva palabra en el lugar menos pensado para encontrarla, en la cuenta de Twitter de un blog porno precisamente. Oxímoron se agrega a mi vocabulario (aunque luego ande olvidando otras).

Oxímoron: Es una figura literaria que consiste en armonizar dos conceptos opuestos en una sola expresión, formando así un tercer concepto. Dado que el sentido literal de un oxímoron es absurdo (por ejemplo, «un instante eterno»), se fuerza al lector a buscar un sentido metafórico (en este caso: un instante que, por la intensidad de lo vivido durante el mismo, hace perder el sentido del tiempo).

Como leí en una web alguna vez; tenemos un vasto compendio del conocimiento humano al alcance de nuestros dedos y sólo nos interesa buscar fotos de Britney Spears.